sábado, 1 de enero de 2011

Y los primeros.

Hola, amigos. Hoy, me fui a recibir el año al monte. Anduve por las afueras de Xixón, a los Corzos. También observé los efectos de las andadas de las piaras de Jabalí. El próximo objetivo que tengo en mente, es localizarlos y fotografiarlos. De momento, la localización progresa poco a poco.







Corzo, Corzu (Capreolus capreolus):






Después me pasé por unos praos que controlo, pues siempre hay grupos buenos de Gaviotas, y de Zorzales. Allí le saqué ésta mala foto a un Zorzal Real.







Zorzal Real, Paniega (Turdus pilaris):









La siguiente parada fue El Rinconín. Había un buen número de Gaviotas de varias especies. Patiamarillas, Sombrías, Cabecinegras, Reidoras, y como nota destacada, una Gaviota Cana.
También andaban por allí los habituales Vuelvepiedras.









Gaviota Cana, Gaviota del Nordés (Larus canus):














Vuelvepiedras, Entornarraxaes (Arenaria interpres):














De El Rinconín, me fui hasta el parque Isabel La Católica. Allí apenas había alguna Gaviota, pocos Cucharas, y los habituales Porrones, tanto Comunes como Moñudos. También se dejó ver, y fotografiar lejanamente, ya que no salía de la isla, un macho de Ánade Rabudo.








Gaviota Reidora, Gaviota Riyidora (Larus ridibundus):










Gaviota Sombría, Gaviota Someada (Larus fuscus):










Ánsar Común, Gansu (Anser anser):











Ánade Rabudo, Coríu Rabullargu (Anas acuta):










Pato Cuchara, Cuchareta (Anas clypeata):










Y, para acabar la mañana, pasé por la playa de L'Arbeyal. Allí seguían los cinco Zampullines Cuellinegros y el Colimbo Chico.









Zampullín Cuellinegro, Parrulu Cuelluprietu (Podiceps nigricollis):






2 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

tienes poesia y arte en tus manos, un besin de esta asturiana que te desea ¡¡feliz 2011¡¡ un besin muy grande por compartir tantisima belleza con todos nosotros que es un deleite para nuestros sentidos.

Iván Díaz Pallarés dijo...

Los zampullines, por lo visto y oído esta mañana en el Arbeyal, son la delicia de los jubilaos con sus zambullidas y volatines, me llenó de alegría que se me acercasen unos cuantos señores esta mañana interesándose por los bichos, que, por otra parte, se van confiando de día en día, hoy ya estaban, dispersos, a menos de 5 metros del espigón.